Los programas en comunidades rurales son una iniciativa de Fundación CIMA que nace en 2006 con la finalidad de crear conciencia sobre la relevancia del cáncer de mama y su detección oportuna, promover una cultura de auto-cuidado de la salud entre la sociedad, empoderar a las mujeres para que demanden los servicios de salud a los que tienen derecho y facilitar el acceso a estudios de detección oportuna de cáncer de mama para mujeres que viven en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica en nuestro país.


En cada uno de los lugares donde hemos trabajado hemos establecido alianzas estratégicas con otras asociaciones civiles e instancias gubernamentales, mediante las cuales aseguramos la continuidad y permanencia de las acciones realizadas. 


Las actividades que realizamos son:


Capacitación de promotores de salud comunitarios
Sensibilización de la población acerca de importancia de la detección oportuna del cáncer de mama
Oferta gratuita de servicios de exploración clínica mamaria y mastografía de tamizaje.
Monitoreo de aquellas mujeres con resultados BIRADS (4 a 6)
Navegación de pacientes para la confirmación del diagnóstico y la referencia a una institución oncológica para los casos positivos.


Tras 11 años de experiencia con el Programa, hemos desarrollado el “Modelo CIMA para Comunidades Rurales”. En él, se establece a detalle toda la información necesaria para implementar el Programa; se específica el material didáctico y la metodología de los talleres; se explica cómo dar las capacitaciones para crear recurso humano, así como las horas y número de asistencia ideales para su excelente implementación y desempeño. El Modelo CIMA también señala las diversas diligencias y gestiones que deben realizarse ante las instancias de salud estatales antes del arranque del Programa para que queden asegurados los estudios de diagnóstico y en su caso, el tratamiento de las mujeres detectadas con cáncer, pues éste es el principal objetivo. 

Una vez terminado el Programa del año en cuestión, Fundación CIMA recibe los registros de seguimiento de cada una de las jurisdicciones estatales, con lo que podemos monitorear el correcto y puntual tratamiento de cada paciente que haya resultado detectada con problemas. 

Los Municipios intervenidos bajo el Modelo CIMA, son los siguientes:

2006 Atlacomulco en el Edo. De México

2007 Ixtlahuaca en el Edo. de México

2008/2009 Amanalco de Becerra, Donato Guerra, San José del Rincón, San Felipe del Progreso en el Edo. de México

2009 Uruapan en Michoacán

2010 Escobedo, García, Guadalupe, Juárez, Monterrey, Santa Catarina en Nuevo León

2011 Tepetzintla, Chontla, Chicontepec, Ixcatepec,Tantima en Veracruz

2011 Monterrey, Apodaca, Juárez, Escobedo, García, Santa Catarina, Guadalupe en Nuevo León

2012 Ecatepec, Edo. de México

2012 Monterrey, Escobedo, Juárez, García, Santa Catarina, Guadalupe en Nuevo León

2012 Ixquimilpan en Hidalgo

2013 Ixquimipan, Chicuautla, Tasquillo en Hidalgo

2014 Izmiquilpan, Tasquillo, Chilcuautla, Alfajayucán y Caardonal en Hidalgo

2015 Zimapán, Nicolás Flores y Pacula en Hidalgo

2016 San Miguel de Allende y San Luis de la Paz en Guanajuato

2017 San Miguel de Allende, León, Sn. Fco. del Rincón, Celaya, Irapuato, Acámbaro, Salamanca y Guanajuato en el Edo. de Guanajuato

2018 León, Guanajuato



Comunidad Rural de Llanos de la Fragua, Guanajuato


Promotores y Auxiliares de Saud capacitados en los programas: 3,588

Asistentes a talleres de Capacitación en Comunidades Rurales: 28,243

Cada año hemos aprendido y mejorado las áreas de oportunidad que vamos identificando para eficientar los recursos y obtener mejores resultados. Como referencia y para exponer el alcance del proyecto, en 2017, hemos logrado abarcar los 46 Municipios del Estado de Guanajuato y realizamos alrededor de 56,000 exploraciones clínicas, 32,500 mastografías, 18,600 citologías de primera vez y alrededor de 43,000 pruebas de PCR. Los resultados de estos estudios de diagnostico arrojados fueron los siguientes: 1,514 mujeres con resultados positivos a VPH. 

Se realizó biopsia en 114 mujeres por sospecha y 97 de ellas fueron diagnosticadas con cáncer de mama. A  36 de ellas les fue realizada una cirugía reconstructiva de mama tras la mastectomía.





© Cimab 2017