artículos de interés

Reto Transformando mis pensamientos días 1 al 7





Acepta el reto y pon en práctica los tips y ejercicios que te recomendamos para cambiar tus pensamientos y mejorar significativamente tu calidad de vida.


2017 está por terminar, por ello diciembre es un mes que invita a la reflexión y a cerrar ciclos para poder comenzar un nuevo año emocionalmente renovadas. 

Cuando se padece de una enfermedad como el cáncer, mantenerse optimista y dispuesta a seguir luchando por los sueños puede ser muy difícil. Los tratamientos, estado de salud, incertidumbre, miedos y pérdidas pueden desgastar tu fe y afectarte emocionalmente.

¿Cómo podemos entonces comenzar 2018 fortalecidas emocionalmente cuando sentimos que nuestro mundo se derrumba? La respuesta es tomar control de nuestros pensamientos. Los pensamientos generan emociones y estas emociones determinan nuestra forma de actuar y de decidir. Los pensamientos negativos afectan la forma en que interpretamos lo que nos sucede, esto genera emociones negativas como el miedo, la ira o frustración y, actuamos o mejor dicho reaccionamos en consecuencia.

Por eso te invitamos a tomar este reto de 30 días para trabajar en transformar esos pensamientos negativos y generar así emociones que te ayuden a fortalecer tu autoestima y esperanza.

Cada día compartiremos información o reflexión sobre los pensamientos y cómo influyen en nuestra vida.
Te invitamos a tomar cada día unos minutos a reflexionar sobre lo publicado y apuntar en una libreta las reflexiones que tengas al respecto.

¿Te unes al reto?

DÍA 1 
Comencemos por reconocer cuál es nuestro punto de partida y que queremos lograr al terminar el 2017.
Contesta estas preguntas y escribe tus respuestas en una libreta, si quieres puedes comentar en este post alguna de tus reflexiones.

1. ¿Qué pensamientos han predominado desde que recibiste el diagnóstico de cáncer de mama?
2. ¿Cuáles de esos pensamientos han afectado tu autoestima o forma de ver la vida?
3. ¿Qué haces cuando tienes pensamientos negativos?

 

 

DÍA 2

Aceptando los pensamientos negativos

"Normalmente al focalizar la atención sobre un pensamiento obsesivo le damos mucha importancia, lo cargamos de emoción negativa y le damos fuerza, cosa que impide que se marche, incluso facilitamos que aumente.

3 acciones que puedes hacer cuando enfrentas los pensamientos negativos:

1. No alimentes esos pensamientos negativos u obsesivos, acéptalos, trabaja el estrés que producen y luego enfréntalos con la realidad.

2. No te resistas a ellos: cuando surjan, hay que dejarlos fluir con la máxima serenidad, sin luchar contra ellos (así no les daremos importancia y no se archivarán) y buscando su utilidad.

3. Exponerse a ellos haciendo lo siguiente: cuando te venga el pensamiento lo aceptas y le dices que ahora no le puedes prestar atención pero que lo harás más tarde, entonces vas a ponerte media hora (en el horario que tu elijas) a rumiar sobre ese pensamiento, y durante ese tiempo te lo permites, lo haces con ganas.

Con estas herramientas conseguiremos acotar los pensamientos obsesivos y cambiar la relación de importancia respecto a ellos. Perderán fuerza y conseguiremos vencerlos, siempre con paciencia, progresivamente. "

Fuente: Entrevista a Ferrán Martínez Gómez, psicólogo especialista en psicología clínica publicado en: http://salud.practicopedia.lainformacion.com/enfermedades-y-trastornos/como-afectan-los-pensamientos-negativos-a-la-salud-24914


 

DÍA 3

El pensamiento como generador de emociones

¿Por qué sientes lo que sientes? ¿Cómo puedes manejar tus emociones cuando son negativas o demasiado intensas? Si sabes que tu pensamiento es un generador de emociones y conoces sus mecanismos, tendrás una poderosa herramienta para manejarlas.

Existe un factor muy importante (aunque no sea el único) para tener en cuenta cuando te preguntas de dónde proceden tus emociones: se trata de tu propio pensamiento.

No existe una realidad objetiva que podamos percibir todos de la misma manera, sino que percibimos el mundo a través de un filtro formado por nuestros sentidos y nuestras interpretaciones.

Si alguien te mira con el ceño fruncido puedes pensar que tiene algo contra ti e interpretar esa mirada como hostil. Pero tal vez lo que sucede es que esa persona está enfadada por algo que está pensando y que nada tiene que ver contigo. Tú has observado un suceso o acontecimiento (alguien te mira con el ceño fruncido), luego has usado tu pensamiento para hacer una interpretación y, finalmente, has llegado a una conclusión.

Pero aún hay más. Esa conclusión a la que llegas trae emparejada una emoción que variará en función de lo que pienses. Por ejemplo, puedes pensar:
1. Tiene algo contra mí, tal vez le he hecho algo que no recuerdo, creo que quiere hacerme daño y además es más fuerte que yo. En este caso es muy probable que la emoción que generen estos pensamientos sea miedo.

2. No sé por qué me mira así, parece enfadado conmigo, esperaré a ver qué pasa. En este caso se produce un sentimiento de ligera preocupación y la persona se pone en guardia sin alarmarse demasiado.

3. Parece que me mira enfadado, pero no lo conozco, no hay motivos para que esté enfadado conmigo, tal vez simplemente está enfadado y tiene así el ceño todo el rato. En este caso, la emoción generada es más bien de curiosidad.

Como ves, el mismo suceso puede dar lugar a emociones muy diferentes según tu interpretación de lo sucedido. Por eso es tan importante saber usar bien el pensamiento y ser realista a la hora de hacer interpretaciones de la realidad, tratando de usar un pensamiento lógico, libre de errores de pensamiento y constructivo. Para hacerlo, a veces debemos cuestionar nuestras propias interpretaciones de lo sucedido.

Fuente: Escrito por Ana Muñoz para https://www.aboutespanol.com/el-pensamiento-como-generador-…

REFLEXIÓN
Tomando en cuenta lo que acabas de leer, escribe 4 pensamientos recurrentes que has tenido desde que te dieron el diagnóstico de cáncer de mama e identifica como te hace sentir ese pensamiento, por ejemplo: "Me voy a morir", "El cáncer es una enfermedad seria, pero hay opciones", "No puedo sola con esto", "necesito pedir ayuda".

¿Por cuales frases positivas podrías sustituir esos pensamientos?

 

  

DÍA 4
Toma el control de tus pensamientos negativos

Todos podemos tener ideas pesimistas en momentos o temporadas. El problema es cuando se vuelven recurrentes y obsesivas: pensamientos automáticos, negativos y auto limitantes que aparecen sin avisar y en el momento más inoportuno generando gran perturbación y conflicto emocional.

REFLEXIÓN: De los pensamientos que ya identificaste son recurrentes desde que te dieron el diagnóstico ¿Qué pensamientos positivos estás utilizando para contrarrestarlos?

 

 


DÍA 5
Confrontando nuestros pensamientos negativos parte 1 (pensamiento vs realidad)

Cada vez que vivimos una situación que percibimos como difícil, dura o peligrosa se activa en nosotros un determinado estado emocional (ira, angustia, tristeza, culpabilidad, ansiedad, etc.) que, además de que no suele ser agradable, tiende a movernos a conductas que tampoco nos suelen gustar: pasividad, agresividad, bloqueo, etc. Normalmente, estos estados emocionales se suelen alimentar con una serie de pensamientos automáticos negativos (PAN) que se activan junto a estas emociones y que acaban tomando el control de nuestra mente.

Algunos ejemplos de estos pensamientos relacionados con el cáncer de mama podrían ser: “Me voy a morir”, “No vale la pena luchar”, “No lo puedo soportar”, “Mejor no le digo a mi familia como me siento porque los voy a preocupar más".

La mejor forma de combatir estos pensamientos es ser consciente de que están ahí, no negándolos, pero a continuación reflexionar sobre ellos. Para esto te ayudará el hacerte algunas preguntas que te van a obligar a abordar la autenticidad de esos pensamientos y su poder sobre ti de un modo más racional.

1. Preguntas que puedes hacerte sobre la racionalidad/realidad de los pensamientos.
¿Es verdadero?, ¿cuáles son las evidencias a favor y en contra?, ¿hay otras explicaciones más razonables o realistas?, ¿qué pasos debería dar para saber si este pensamiento es verdadero o falso?

REFLEXIÓN
¿De qué forma puedes aplicar esta información para cambiar los pensamientos por ejemplo "El cáncer es muerte"?

 

 

 

DÍA 6
Combatir los pensamientos negativos automáticos (parte 2) Cambia la perspectiva

¿Te has dado cuenta de que en general somos muy buenas para dar consejos o ayudar a nuestras amigas, pero cuando somos nosotras las que atravesamos un tiempo difícil, no es tan claro lo que debemos hacer? 
La razón de esto es que nos es fácil ver con claridad una situación cuando no estamos involucradas emocionalmente, lo vemos con una distancia emocional sana.
Como ya lo hemos platicado en los días anteriores, enfrentar un diagnóstico de cáncer es sumamente difícil, las emociones están a flor de piel. También es cierto desde el punto de vista psicológico que nuestra mente siempre nos dará el punto de vista negativo, pero no significa que sea el más realista, simplemente somos seres con instinto de protección y ante nuevas situaciones lo primero que aparece es el miedo.

Para combatir los pensamientos negativos lo primero es reconocerlos y cambiar la perspectiva desde la que estamos enfrentando la situación. La idea es que visualices los diferentes escenarios que pueden presentarse como si se tratara de otra persona, de la manera más neutral posible ¿Qué le dirías a una amiga si ella se encontrara en tu situación?

Si has seguido estos días el reto, seguro has escrito en tu cuaderno los pensamientos recurrentes que has tenido sobre el diagnóstico y lo que ha pasado en este tiempo.

Escribe esas frases quitándole la parte negativa, ¿De qué otra forma puedes escribirlas que te ayude a ver otro panorama?



DÍA 7
Recapitulación

Hoy se cumplen los primeros 7 días del reto ¿Cómo vas? nos interesa mucho saber cual información te fue útil y cual te gustaría que abordemos los próximos días en cuanto a los pensamientos y como estos influyen en una mejor calidad de vida de las pacientes con cáncer y contribuyen a fortalecer el ánimo y la voluntad de seguir adelante. ¿Nos compartes tus reflexiones?










Gracias por el apoyo de





© Cimab 2017