artículos de interés

Proezas deportivas y cáncer de mama





El cáncer de mama no impidió que estas nueve mujeres encontraran en el deporte una forma de fortalecerse y seguir adelante, Siempre luchando por sus sueños.

 

El cáncer puede marcar la vida de una persona, sin embargo, puede convertirse en la experiencia más enriquecedora, llevando a las mujeres a valorar su vida y disfrutarla plenamente. Te contamos la experiencia que nueve mujeres tuvieron al vencer el cáncer de mama y como el deporte las ayudó durante o después de esta lucha. Mujeres que son ejemplo de vida e inspiración.

 

Selina Moreno, el mar su refugio


La española María Selina Moreno Pasagali fue diagnosticada de cáncer de mama a los 33 años. Era una nadadora amateur a la que fascinaba nadar en mar abierto. Después de superar la enfermedad, se volcó en la natación como válvula de escape y en el 2009, completó la Triple Corona de la larga distancia en aguas abiertas, que forman el cruce del Canal de La Mancha, la vuelta a la isla de Manhattan y la travesía del Canal de Santa Catalina, en California.

 

Selina se sometió a tres operaciones y a las consiguientes sesiones de quimioterapia y radioterapia. Aunque los tratamientos la debilitaron y tuvo que dejar el deporte por un año, no se rindió: "El cáncer no lo elegí yo, y si le hice frente, podía atreverme con el Estrecho. En el agua del mar me sentía viva de nuevo. Todas eran sensaciones nuevas debido a que me estaba reponiendo de un tratamiento duro".

 

Así que Selina persiguió su sueño y logro la proeza que sólo cuatro españoles habían conseguido hasta ese momento.

Fuente: texto y foto publicado en http://www.marca.com/dia-cancer-mama/2016/10/19/580725abe5fdea85228b45cf.html

 



7 Victoriosas escalaron el Pico de Orizaba


En el 2009 las mexicanas Rossana Ibarra, Gabriela Parra, Christiane Kuri, Alejandra Seedorf, Heidi Matos, Tiana Bahi y Paloma Martínez escalaron el Pico de Orizaba junto con familiares y amigos. Las siete victoriosas, sobrevivientes de cáncer de mama, subieron a la cumbre más alta de México para apoyar el mensaje: "El cáncer de mama, detectado a tiempo, puede ser curable."

Escalar la tercera montaña más alta de Latinoamérica, fue la perfecta analogía de supervivencia para dejar en claro que los retos que la vida nos pone enfrente, pueden vencerse con voluntad y una lucha constante para superarlos. Así lo expresó Heidi Matos, una de las siete mujeres victoriosas que participó en esta aventura y añadió: “Nunca me puse el reto de un día subir una montaña, así como tampoco dije, qué pasaría si me da cáncer, simplemente son cosas que se me presentaron en la vida y decidí sacarles el mejor provecho posible”.



 La travesía de estas victoriosas quedó plasmada en el Documental “Un paso una cumbre” producida por Fundación cim*ab
https://www.youtube.com/watch?v=IYm-7qcQVa4

 


Karen Newman, transformada en una campeona de vida


Karen Newman era una atleta premiada de triatlón, a los 46 años, estaba casada y tenía tres hijos pero luchaba en silencio con la bulimia. En el 2008 supo que padecía de cáncer, sin embargo el diagnóstico cambió su vida como ella misma explicó en su blog: “Por increíble que suene, el diagnóstico de cáncer de mama en grado 3 no fue lo peor que me pasó en la vida, sino lo contrario, fue lo que me salvó. Fue un llamado a la conciencia. Sabía que si no paraba, podría morir”. Pero no de cáncer." De sus trastornos de alimentación, o de su reacción a ellos.

 

El triatlón ha sido su pasión. Recibió premios en siete competencias en los Estados Unidos; en 2012 recibió la medalla de plata en el segmento para su edad del Campeonato Mundial de Triatlón de Auckland, Nueva Zelanda, y al año siguiente se quedó con las medallas de oro en triatlón y carrera de 5 kilómetros en los Juegos Nacionales para Adultos en Ohio y repitió el primer puesto en los Juegos Mundiales para Adultos de Utah, donde rompió el récord mundial en triatlón para mujeres.

Muchos de esos logros sucedieron mientras Newman estaba en tratamiento contra el cáncer. Cuatro cirugías y quimioterapias. Pero según ella, tenía la fuerza de quien ha luchado y derrotado a sus propios fantasmas, que le daban mucho más miedo que el tumor. “Esa experiencia cambió radicalmente mi perspectiva de lo que significa ser una campeona”. 


Tres médicos le desaconsejaron que hiciera ese esfuerzo físico y se expusiera al contagio de cualquier cosa, ya que el tratamiento bajaba sus defensas. Pero un médico entendió la necesidad de Newman y accedió a que compitiera siempre y cuando su nivel de glóbulos blancos no bajara de cierto nivel. Y así fue.


Karen es autora del libro Just Three Words: Athlete, Mother, Survivor. How One Brave Woman Against All Odds Wins the Race of Her Life (Apenas tres palabras: atleta, madre, sobreviviente. Cómo una mujer valiente ganó, contra lo esperado, la carrera de su vida). En este libro, Karen relata su lucha contra los trastornos alimenticios y el cáncer.

Fuente: Texto y foto  

http://thekarennewman.com

http://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/54632/513/era-bulimica,-le-diagnosticaron-cancer,-se-repuso-y-es-atleta





Gracias por el apoyo de





© Cimab 2017