artículos de interés

¿Cómo cuidar tu piel durante la quimioterapia o radioterapia?





Te decimos cómo la quimioterapia y la radioterapia pueden afectar tu piel y los cuidados que debes tener para contrarrestar los efectos adversos.

Los tratamientos oncológicos como la radioterapia provocan que la piel se irrite, reseque y se vuelva muy sensible, como si estuviera quemada por el sol o bronceada. La quimioterapia también provoca sensibilidad, por esto es necesario brindarle a tu piel cuidados especiales para preservar su elasticidad y belleza. Sigue estas prácticas recomendaciones:

Cuerpo - Utiliza jabón neutro durante la ducha y lava tu cuerpo con agua tibia. - Al secarte no talles la piel para evitar irritarla. - Cuando la piel esté seca aplica crema hidratante. - En el caso de la radioterapia, los cambios en la piel desaparecen gradualmente, entre 6 meses a un año de terminado el tratamiento. - De preferencia no uses sostén, si lo haces que sea de algodón, sin varilla. - Pregunta tu doctor cuanto tiempo deberás protegerte del sol y los cuidados específicos que debes tener.

Rostro
- Evita utilizar el mismo jabón con el que lavaste el resto del cuerpo. - Limpia tu cara por las noches con una leche limpiadora, retírala con una loción y finalmente aplica una crema de noche y un gel para el contorno de ojos. - Por las mañanas limpia solo con la loción y aplica la crema del día. - Antes de salir aplica protector solar con Factor Solar (SPF) de 50, si es que tu crema de día no tiene incorporado el factor solar. - Ten cuidado de no usar cremas que contienen hidrocortisona o bases de hormonas. Utiliza cremas y productos para piel sensible.

Manos y pies - Durante la quimioterapia las uñas se vuelven frágiles, quebradizas y amarillentas. - Para combatir este efecto, límalas en lugar de cortarlas. - Utiliza guantes para realizar cualquier tarea doméstica y cada que laves tus manos, aplica una crema hidratante especial para evitar que se resequen. - Cuida tus pies de la misma forma y durante la noche aplica crema hidratante.





Gracias por el apoyo de





© Cimab 2017